Visit www.moblyng.com to make your own!

martes, 4 de noviembre de 2008

¡Hasta en la sopa!

Si nunca habéis oído hablar del “product placement”, seguramente sí que lo habréis experimentado en numerosas ocasiones de forma inconsciente. Cuando vais al cine o cuando os sentáis en vuestro sillón, tranquilamente, para disfrutar de vuestra serie favorita…
Mientras los inocentes espectadores pensamos que al finalizar los intermedios publicitarios estamos libres de impactos de producto, las grandes marcas buscan pequeños huecos para colarse en nuestra retina. Esto sucede cuando el medio audiovisual, saturado por el exceso de publicidad, decide buscar alternativas no convencionales para remediar la falta de atención del público objetivo. Cansado de ser torturado durante 15 minutos con mensajes de origen persuasivo, dicho público, pierde interés y atención por lo que se proyecta en la pantalla. Esto supone un gran problema para marcas que gastan ingentes cantidades de dinero, para obtener 20 segundos de espacio publicitario. Es aquí cuando se plantea una nueva forma de hacer publicidad en el medio audiovisual: El product placement/publicidad por emplazamiento.

Seguramente recordaréis películas como Náufrago, en la que se hace referencia continua a la marca Fedex, a través de emplazamientos de producto, en algunos planos del largometraje; o películas como “Yo Robot”, para la cual AUDI diseña un modelo futurista que proporciona a la marca notoriedad y una imagen de vanguardia. Al igual que en las pantallas de cine, también podemos encontrar emplazamientos de productos, estratégicamente colocados, en series de TV. Si tenéis la oportunidad, fijaros bien en aquellos desayunos en casa del doctor Martín en “Médico de Familia”, o las largas conversaciones que se producían tras un mostrador, repleto de marcas de medicamentos, en la Farmacia más famosa de Madrid, por los años 90.

Pues bien, esta forma de publicidad no convencional, no es más que eso, publicidad por emplazamiento: la colocación de uno o varios productos de forma estratégica y estudiada para que el espectador, inconscientemente, visualice la marca. Existen dos tipos: emplazamientos pasivos y activos. Los pasivos, como bien dice su nombre, actúan como tal, sin alterar la escena. A diferencia de estos, en los emplazamientos activos el producto forma parte protagonista de la escena, siendo manipulado o referenciado por algún personaje.

A continuación os adjunto un ejemplo visual de emplazamiento de producto en la serie de TV americana Friends:

*Para más información sobre el tema: http://recursos.cnice.mec.es/media/publicidad/bloque10/pag6.html


*Libro recomendado- Brand Placement: integración de marcas en la ficción audiovisual de Cristina del Pino y Fernando Olivares


2 comentarios:

Mavi Pastor dijo...

En médico de familia siempre tenían el cartón de leche sobre la mesa, pues no había dcapítulo en el que no se integraran entre dos y cinco desayunos...

je,je

EleNi dijo...

Hola Elenitaaaa!! muy interesante la entrada de hoy, quien no se acuerda del cala cao que ponia la jauni para desayunar, jeje. Muy chulo guapa!!Un besito